Una ciudad multicultural en la que, gracias a su gran cantidad de extranjeros residentes y a la amabilidad típica irlandesa… te sentirás como en casa. En lo relativo al equipaje, traed un poco de todo, Dublín es famosa por tener lluvia, viento, y calor en el mismo día, prenda imprescindible impermeable, el paraguas se vuela! El hotel u hostal céntrico, el transporte funciona algo mal… (o en la carretera del aeropuerto que pasan varios autobuses).

Desde el aeropuerto el 16 o el 41 os dejan por 3.30 euros en el centro (solo monedas, llevad dinero suelto). Quizá os conviene una Leap Card (tarjeta de transportes) se compra y recarga en turismo en el aeropuerto y, luego se solicita la devolución (O’Connell St. Dublin Bus) y te devuelven los 5 euros que cuesta la tarjeta y el dinero sobrante. Los autobuses tienen WIFI gratuita. Podéis consultar tiempo de llegada y número de parada en Dublin Bus.

Para haceros una idea de Dublín os recomiendo el Dublin Free Tour lo hay en español o inglés y sale del City Hall (Ayuntamiento) en Damme Street a las 11 am todos los días. Dura 3 horas y te harás una gran idea de lo que es la ciudad que se puede conocer casi entera caminando. Finaliza en el O’Neills Bar donde puedes degustar los platos típicos por unos 10 euros.

Si tenéis tiempo saliendo de lo típico de las guías (que también hay que visitar) os recomiendo la visita a la cárcel de Kilmainham Gaol donde rodaron la película “En el nombre del padre”, la visita guiada (solo en inglés) son 4 euros y explican la historia de la cárcel, y de Dublín. También si hace bueno podéis ir al Phoenix Park (con zanahorias o pan!) , daros un paseo y con suerte… les veréis!

Otra opción para los que se queden varios días es un bonito paseo hasta el Poolbeg Lighthouse, el faro rojo (Ojo! mirad la ruta que va a través de los parques usando google maps que la otra es horrible!) desde allí la puesta de sol es espectacular.

Otras ideas son un paseo por el río hasta llegar al Famine Monument y la imitación del barco Jeanie Johnston que navegó llevando a tantísimos irlandeses a Norteamérica cuando la gran hambruna asoló Irlanda (la verdad, la visita no la recomiendo, me parece caro para lo que es…)

Saliendo de Dublín podéis llegar con tren (Dart) rápidamente a Howth. Es bonito para pasear, probar los mejillones con salsa de ajo, o pescado en el Leo Burdock. Si os gusta caminar pedid un mapa en la oficina de turismo (justo al lado del tren) y subid a ver los acantilados de Howth, no son tan impresionantes como los “Cliffs of Moher” pero es el paisaje típico irlandés.

Otra opción para comer es el Leo Burdock al lado de la catedral ChristChurch (2 Werburgh Street) raciones enormes y deliciosas de “fish and chips” (pescado y patatas fritas), eso sí para llevar, con suerte tenéis sol y podéis disfrutarlo en el césped de la ChristChurch (sino el situado en St. Stephen Green Park tiene mesas).

Un clásico, Temple Bar Pub, un irlandés te diría que es de turistas, pero… ya, es que soy un turista! y… es muy bonito! Tómate una Guinness, o un Irish whiskey y disfruta de su ambiente! Pasea sus calles, y disfruta de su maravillosa música en directo a cualquier hora del día.

Riquísimas hamburguesas que tenéis que probar en cualquier Eddie Rockets pues la carne es irlandesa y de primera. Está ambientado como un americano antiguo y en las mesas podéis elegir música por solo 20 ctms! Cierra a las 2-3 am asi que si salís es perfecto!

Probad el delicioso whiskey irlandés, sin hielo ni nada, a lo irish! Ánimo valientes, para las noches frías es estupendo. Una recomendación el BushMills o el clásico Jameson. También la Guinness, pero eso ya lo sabéis 😉 … sin embargo un par de cervezas más si os gustan las tostadas, son la Smithwicks (pronunciada asi de porque si, Smiticks) o la Red O’Haras . Si os gusta la sidra probad la Bulmers. En todos los pubs hay comida pero…. atención a las alitas si no os gusta el picante, son rabiosas! Probad tambien el Irish coffee, despacito, que es mayormente whiskey, yo probé uno riquísimo en All Stage Door en el barrio de Temple Bar.

No voy a decir muchos Pubs porque hay mil, pero mil jeje. O también Voy a decir el que creo que es visita imprescindible… mi favorito para todo el que visite Dublín, yendo el domingo porque el grupo que toca en directo es genial es The Celt (18pm o 21pm). Otro Pub interesante es PortherHouse Central, el que se encuentra al lado de la comercial calle Grafton Street, pedíd el “tester” y asi podeis probar tres cervezas diferentes de grifo (eligiéndolas) tamaño caña. Para rematar la noche dublinesa podéis oír música en directo  y bailar en pubs como Sin È, o Whelans, o Sweeney’s.

Algo auténtico… casi todos los domingos hay partido de rugby, Irlanda tiene un equipo buenísimo y son muy forofos de verlo en pubs con terraza (beer garden) y tv, uno de mis favoritos por lo grande y el ambiente es The Living Room.

Irlanda tiene dos deportes exclusivos suyos, el Hurling y el Gaelic Football, los jugadores son aficionados, tienen su trabajo y ademas juegan, por ello son muy deportivos y juegan siempre en el mismo equipo. Puedes comprar entradas para verlo en el Croke Park.

Por cierto!! What’s the Craic es una expresión irlandesa para preguntar dónde está la fiesta, y… Sláinte (salud!) en gaélico! así que ya podéis pedir una “pint of Guinness” y brindar a la salud de la isla esmeralda!!

Fiestas super típicas pues… Saint Patrick, pero siendo algo más original y menos alcohólico, sabed que Halloweens es irlandés! nació en esta bonita isla y se celebra por todo lo alto con pasacalles, cuentos para niños y gente disfrazada (pero de verdad, eh? no de cualquier manera), una fiesta vale la pena vivir en Dublín. Otra opción es el Bloomsday para los super fans de James Joyce, el 16 de junio.

Aquí os esperamos! Saludos/as a todos/as!! y… Sláinte!!

Anuncios